The damned and the crucified.

Flying at Le Zenith

Querido Alejandro Sanz, me pides dinero por oír música, por tener derecho a disfrutar de mi canción favorita, pues te pagaré un euro el día que hagas música. Antes no.

Querido Alejandro Sanz, me pides dinero por oír música, por tener derecho a disfrutar de mi canción favorita, pues te pagaré un euro el día que hagas música. Antes no.